Sant Miquel es un pueblo pequeño, con edificios modernos en el arrabal, que ha crecido impulsado por el desarrollo del turismo y donde se pueden encontrar numerosos servicios alineados a lo largo de su calle principal. Posee una iglesia fortificada, construida en el siglo XV sobre una colina que se denomina Puig de Missa. La altitud permite disfrutar de unas vistas maravillosas del campo y los bosques de la costa norte. Alejándose un poco del pueblo, en dirección a Sant Mateu (por ejemplo), el cielo del que se puede disfrutar es espectacular.

El cielo de Sant Miquel de Balansat varía durante el año, viéndose afectado por una mayor contaminación lumínica durante los meses de verano, coincidiendo con la época más turística.

CÓMO LLEGAR

Sant Miquel está a 18 km de Eivissa. Desde la capital, hay que coger la carretera de Santa Eulària (C-733). Aproximadamente 3 kilómetros después, una vez superado el Barrio de Ca na Negreta, hay que tomar a la izquierda la carretera que va a Santa Gertrudis (PM-804) que llega hasta Sant Miquel.

CRÉDITO

Este lugar de observación ha sido propuesto por la Asociación Astronómica de Ibiza.

Ver todos los lugares propuestos por esta asociación.

Visita el mapa de la isla con todos los mapas de brillo de cielo.

Contacta con la asociación